Aspiran a un nuevo Distrito en el Norte de Necochea.

Vecinos de las localidades de Juan N. Fernández, Claraz y La Negra trabajan en un proyecto de autonomía municipal.

Vecinos de Juan N. Fernández, Claraz y La Negra están trabajando en un proyecto tendiente a lograr la autonomía municipal del Distrito de Necochea. Desde hace un tiempo se reúnen dando forma a la idea y plasmando en escrito la aspiración, que ya tiene conocimiento la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires a través de por lo menos una legisladora.
El entusiasmo, alegría, e ilusión son tres sentimientos que pasan por el cuerpo de los habitantes de esta región. En un punto, sienten reivindicar los intentos de autonomía que bregan desde la década del 20. Esta es la quinta vez que se instalan sobre la ruta de la aspiración de obtener su propia administración comunal.
-La primera llamada autonomista surgió de un caracterizado núcleo de vecinos encabezados por el entonces delegado municipal, Lucio A. Chervet. En la Cámara de Diputados obtuvo media sanción en ese proyecto.
El 25 de Agosto de 1828 se realizó una asamblea general Pro Autonomía de la que participaron 556 personas. Dos meses más tarde, la Cámara de Diputados impulsó el reclamo en “proyecto de ley” declarando a Juan N. Fernández como cabeza de partido, que llevaría el nombre de Francisco Beiró.
El proyecto de ley pasó al Senado para su tratamiento pero el golpe militar del año 1930 frustró aquella tentativa.
-En el año 1948 resurgió la idea a instancias de la Sociedad de Fomento fernandense, sugiriendo el nombre de Hipólito Irigoyen para el futuro distrito. Este movimiento tampoco prosperó.
– La Comisión de Fomento y Asistencia Social de Juan N. Fernández volvió a insistir en el año 1952. En esa oportunidad le solicitó al gobernador Mercante que contemplara la posibilidad de la autonomía, aprovechando que dos años antes había visitado la localidad. El cambio de gobernador sepultó esta nueva iniciativa.
-En el año 1957 resurgió el espíritu autonomista, contando con la fuerza de Lucio Chervet y Hernán Apesteguía, entonces senadores de la Provincia de Buenos Aires. Otros intereses políticos más fuerte hicieron que fracasara la iniciativa. Observando positivamente el movimiento de los vecinos, la movida sirvió para que un representante de Juan N. Fernández accediera por primera vez a una banca en el Concejo Deliberante del Distrito de Necochea (Arturo Fortín (p) 1958-1962).
– En la actualidad, desde el año 2018, un grupo de vecinos de Juan N. Fernández, Claráz, La Negra y la zona rural y de influencia arrancaron con el nuevo intento. Luego de una importante asamblea se dio inicio al Proyecto de ley trabajando en esta oportunidad mancomunadamente con la Asociación Provincial para el reconocimiento de Nuevos Municipios.
En noviembre de ese año tuvo lugar una asamblea abierta con más de 70 participantes que dejaron sus firmas y se contó con la presencia de Asociación Pro Nuevo Municipio Barker y su Villa.
Se destacan entre los fundamentos más importantes para convertir esa región en municipio:
-El Hospital Municipal “Dr. Néstor Cattoni” atiende a la totalidad de los habitantes de esa región.
-Las dos farmacias de Juan N. Fernández proveen medicación a la propia localidad como también a Claráz, La Negra, el área rural y zona de influencia.
-La provisión de servicios básicos, entre ellos energía eléctrica por parte de la Cooperativa Eléctrica, Provisión de Servicios Públicos y Vivienda Limitada de Juan N. Fernández extiende sus servicios a los cuarteles XI y VII. También la conexión a Internet.
-La Sucursal del Banco de la Nación Argentina de JNF recepciona la demanda de toda esa región.
Las tierras que abarca el pedido
El área que se reclama en este pedido autonomista contempla las localidades de Juan N. Fernández, Claraz y La Negra. Abarca la totalidad del Cuartel XI y parte del Cuartel III del Partido de Necochea.
Se describe en el proyecto del nuevo municipio un total de 195.214 hectáreas, que representa el 42.9 por ciento de las tierras del distrito necochense.
El límite es natural: el arroyo Pescado Castigado; las sierras El Piojo y La Tinta; los ríos Quequén Grande y Quequén Chico.
En este momento los vecinos pro-autonomistas se encuentran construyendo la economía y finanzas con las que deberá constar el anhelado nuevo distrito. En principio, y contando con la colaboración de por lo menos un experimentado profesional, se muestran muy optimistas y con algún grado de ansiedad porque sería el único punto que faltaría para que el proyecto adquiera la fuerza como tal.
Óscar Gollnitz.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Warning: Error while sending QUERY packet. PID=6387 in /home/dulcenot/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 2007