Sin gas en la Unidad Sanitaria de La Dulce: Bañan a los abuelos del geriátrico con pavas eléctricas

El viernes dialogábamos con el Delegado Municipal Miguel Farías sobre la tardanza en el inicio de la obra de gas y electricidad en la Unidad Sanitaria local. Hoy el Diario 4 Vientos de Necochea se hace eco de la problemática con una extensa nota

El sistema sanitario en Necochea ha visto en los últimos años un encarecimiento en la calidad del servicio y un gradual recorte que se vio reflejado en situaciones como el cierre del área de oncología en el hospital Irurzun; el traslado de emergencia del CAPS de la Villa Balnearia; las quejas por la falta de turnos en muchos servicios del hospital Ferreyra; o la ya naturalizada falta de insumos básicos en los nosocomios.

Esa clase de inconvenientes, que terminan forzando a los vecinos a aportar incluso sábanas y ropa de cama para internaciones, está diametralmente contrapuesta a otras situaciones como el retraso en la compra de insumos para forzar licitaciones directas (usualmente a un costo que está al triple del precio de mercado por puja entre oferentes) o el impune robo de horas extra, cuyo reconocimiento por parte de un funcionario se reveló el año pasado sin mayores acciones del Ejecutivo o consecuencias para los  implicados. Mientras por un lado falta, por el otro la Comuna gasta sin control de ningún tipo.

Ese contexto de nula transparencia en la gestión y evidentes desarreglos administrativos no ha sido para la Comuna la plataforma adecuada para elevar el reclamo al gobierno provincial para que llegue al rescate. El intendente ha sugerido públicamente la posibilidad que el estado provincial se haga cargo (aunque sea en parte) del pago de salarios de los hospitales, algo que se encuentra con la negativa rotunda de la provincia en virtud de su conocimiento sobre los manejos en las compras y en el cobro de salarios y horas extras del aparato burocrático montado por la gestión Rojas en el área de salud.

Y la imposibilidad de sostener los gastos descontrolados y brindar los servicios, sobre todo en los puntos más distantes (y lejos de la vista de la mayoría del electorado, vale decirlo) termina cortando el hilo por lo más delgado, en este caso, la atención geriátrica que se brinda en la unidad sanitaria de La Dulce.

Bañándose con agua de pava eléctrica

Sucede que la Unidad Sanitaria de Nicanor Olivera (La Dulce) lleva al menos 7 meses sin provisión de gas: la obra para la instalación de los servicios de electricidad y gas en la dependencia municipal no avanza y a los abuelos alojados en el lugar (que también funciona como residencia geriátrica) el personal los baña con agua calentada en pavas eléctricas.

«En la Unidad Sanitaria de Nicanor Olivera residen 8 adultos mayores que hoy en día están siendo bañados por el personal de la unidad con pavas eléctricas», explicó el concejal radical Alejandro Bidegain durante la presentación de un proyecto de resolución aprobado finalmente el jueves pasado para solicitar al intendnete que inicie las obras de restablecimiento de gas en el lugar. «La comida de la Unidad Sanitaria se cocina afuera porque no tienen con qué», agregó el concejal.

El radicalismo viene siguiendo atentamente los trabajos para la Unidad Sanitaria de La Dulce. En el pasado fue la insistencia del bloque radical la que garantizó que finalmente la Comuna realizara los trabajos sobre el techo de la Unidad Sanitaria, que de no haber sido mencionada, podría haber pasado por alto en la multitud de promesas emitidas por el Jefe Comunal en su incesante campaña proselitista.

Los radicales estuvieron a principios de octubre del año pasado en La Dulce y desde los casi 7 meses que pasaron desde entonces, lo único que avanzó fue la preocupación por el tema. «Se nos dijo en los pasados días de marzo que la semana pasada estaría empezando la obra y al día de hoy (N del R: jueves 16-03) aún no ha comenzado», dijo Bidegain y reconoció la labor de la Comisión de Apoyo de la Unidad Sanitaria de La Dulce, conformada por «vecinos comprometidos quitan horas a sus trabajos, a sus familias y ponen dinero de sus bolsillos para tratar de dar un alivio».

Electricidad en riesgo

«Nosotros estuvimos allí el pasado mes de octubre, donde la comisión de apoyo de la Unidad Sanitaria, que es el único efector de salud, obviamente, de la localidad de Nicanor Olivera, y nos comunicó la enorme preocupación que tienen por este gran problema, lo cual hace que las instalaciones eléctricas colapsen ante la falta de gas», señaló el concejal radical.

Según el concejal, la Municipalidad ni siquiera envía garrafas a la Unidad Sanitaria para paliar la situación. «La Unidad Sanitaria de La Dulce ni siquiera está recibiendo garrafas para paliar este problema ante la demora en la instalación de gas», indicó Bidegain.

Las consecuencias terminan impactando directamente sobre la red eléctrica, usada tanto para calentar agua para la higiene como para la calefacción: con las sorpresivas bajas temperaturas de hace 20 días el personal encendió estufas eléctricas para calentar a los abuelos, lo que hizo que la instalación eléctrica saltara por los aires.

«Los últimos de febrero, primeros de marzo, donde hizo un poco de frío, parece raro pero hizo frío, a los abuelos los estaban calentando con estufas eléctricas y saltaron todos los tapones», contó Bidegain. «Lo que estamos pidiendo es que se nos comunique por favor el inicio de la obra de restablecimiento del gas en La Dulce», cerró.

Atraso de proveedores

Con 7 meses de diferencia entre la primer gestión de los concejales y la actualidad, el oficialismo intentó ensayar una excusa válida, por lo que al anuncio del concejal Marcelo Schwarz de que los medidores de gas y electricidad se habían instalado ese mismo jueves se sumó la promesa que a partir de los próximos 30 días la reconexión estaría terminada, al menos en parte.

«Hay un contrato firmado y entendemos que en los próximos 30 días aproximadamente (duración de obra) se va a concluir este trabajo y se van a ir, en forma gradual, habilitando sectores, por lo que me estaba manifestando mi compañero concejal De La Calle», señaló el concejal Shwarz dando pie a la intervención de Juan Manuel De La Calle, funcionario de obras públicas que estaba haciendo una suplencia como concejal en la primera sesión del año.

La explicación de De La Calle apuntó a los proveedores. «Sabemos que los trámites administrativos siempre tienen una demora y sobre todo en un estudio de situación ante una problemática de gas, que intervienen distintos sectores, no solamente municipal sino la gente de Camuzzi y así también gasistas matriculados y el retraso en lo que fue el inicio de las tareas se dio basicamente en la demora que hay en la entrega de materiales: son materiales que no son los materiales domésticos, quizá estamos contando con cañerías que son superiores a dos pulgadas y esto hace que las casas proveedoras que tienen en Necochea estos materiales quizá no cuenten con estas características de materiales y por eso se realizó el pedido».

Fuente: Diario 4 Vientos

COMENTARIOS EN INSTAGRAM


COMENTARIOS EN FACEBOOK

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Warning: Error while sending QUERY packet. PID=9613 in /home/dulcenot/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 2007