Proyecto de intervención social y estratégico en el contexto de Covid-19

Desde la Unidad Sanitaria, se lanzó un proyecto que involucra a familias de bajos recursos que necesitan asistencia, sobre todo en el marco de la cuarentena, donde muchos quedaron sin su trabajo y sin su sustento diario.

Son varias familias de La Dulce, que reciben bolsones con alimentos y que colaboran con actividades que permiten crear el equipamiento y los espacios necesarios requeridos, en el caso que el Corona Virus se propague en nuestra localidad.

«El presente proyecto surge a los efectos de implementar intervenciones concretas y reales que acaparen necesidades y problemáticas en el contexto de COVID 19 en nuestra localidad.
Por intermedio del mismo se promueve trabajar de manera integral con familias comunitarias que requieran soluciones a corto plazo.
Desde el centro de salud se necesita de familias que puedan colaborar con diferentes trabajos que surgen en pos de garantizar las necesidades de la Salud Pública y tener el equipamiento correspondiente y necesario ante posibles casos de Coronavirus.
Por esto se propone incorporar en este proyecto a aquellas familias que necesitan una asistencia mas específica (hijos a cargo, ingreso fijo insuficiente, changarines). Será una propuesta que se desarrollará en sus hogares y serán tareas concretas que se requieran desde el centro de salud.
Las familias colaboradoras recibirán semanalmente un bolsón de alimentos completo, que incluirá desde productos secos, lácteos, algún tipo de carne roja o blanca, frutas o verduras.
En relación a la gestión de alimentos se planifica utilizar lo que envía Desarrollo Social de la Municipalidad de Necochea (que son alimentos secos) y todo lo demás gestionarlo mediante pedidos de colaboración o donaciones. Se pedirá presupuesto y hará una compra semanal para no más de 5 a 8 bolsones por semana.
El objetivo principal es cubrir las necesidades alimentarias de familias que atraviesan una difícil situación económica con enfoque de derechos, promoviendo la participación y el trabajo en red con el centro de salud que favorezca su desarrollo personal y social.
Además de garantizar los derechos de alimentación del grupo familiar, ofrecer actividades y estrategias generando espacios de intercambio con y para la salud pública, aumentar la capacidad institucional de resolución ante el armado de equipamiento y elementos necesarios a cubrir en el marco del COVID 19, generar espacios de intercambio de los equipos interdisciplinarios de cada comunidad rural con los ciudadanos para escuchar sus demandas y que reciban información y asesoramiento».

Coordinadora: Lic. Yésica Martínez
Trabajadora Social: Lic. Florencia Castellano.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *